Gracias a una entrevista realizada por Kotaku, Masachika Kawata, productor de Resident Evil 7: Biohazard, explicó sus razones que le motivaron a cambiar el enfoque del juego y por qué lo considera un regreso a los orígenes del terror en la franquicia:

“Sentimos que un cambio a una perspectiva de primera persona resaltaría la inmersión y acercaría al jugador al horror, convirtiéndolo en algo personal.

Temáticamente, nos enfocamos en algo más íntimo en lugar de optar por espacios a mayor escala. Queríamos que los jugadores exploraran un solo espacio pero con mucho contenido”.

kitchen-resident-evil-7

Para finalizar, una de las bases que construyeron el tipo de terror que se vive en el juego es, según destacó, el miedo a la miuerte y al no estar comunicado.

Fuente: Kotaku