Érase una vez el moe

En el género del harem, existen cuatro tropos que forzosamente debe de cumplir si quiere ser explotado cual diseñador trágico (gráfico) en estudio de publicistas: El episodio de la playa, el episodio de los chocolates de san Valentín, el episodio de los baños termales…  y en el último lugar: el episodio del FESTIVAL DE VERANO.

Aunque en el caso del tercer ova de Yuragisō no Yūna-san que recién salió a la venta, le tocó estar estrenándose en una época diametralmente opuesta, es decir, el mes de diciembre.

Esta vez, la primera historia se centra en el personaje de Yaya Fushiguro , una chica con características de gato, la cual tiene una especie de poder proveniente de su cercanía con los espíritus de los gatos y que hace cosas como decir “nya”, poner las manos en forma de garra y tener puestas cola y orejas de gato…

La historia es simple y se puede resumir en tres partes:

 

  1. Kogarashi se encuentra atendiendo un changarro hasta que Yaya le pide que se reúnan en la noche.
  2. Resulta ser que dicha reunión en una asamblea de gatos en la que NO HACEN NADA… hasta que llega un gato malote (que es malote solo por ser más grande y con un dientes afilados).
  3. Yaya hace una monada con la que salva la noche y todos felices y comieron perdices.

 

Para los amantes del moe y de los casts extensos, les desesperará ver que en esta parte del OVA no aparece prácticamente ninguna de las chicas del resto del reparto, haciendo que el contraste entre el humor y reacciones sea menor que de costumbre… y sin mencionar la calidad del ecchi , el cual solo se presenta en efímeros planos detalle con las pantaletas de Yaya… algo ABURRRIDO al ser tan bobo y sin encanto.

Pero al final, Como una pastilla de pasiflora, su sopor se pasa rápido y sin mayor efecto, para que sin mayor dilación pase a su segunda historia, esta aunque no es buena, es ciertamente más divertida,

 

Supuestamente son trajes de “idols” pero parece más un traje de baño…

La segunda parte trata sobre una profunda y filosófica plática entre Chisaki Miyazaki, Yuuna Yunohana, Koyuzu Shigaraki y Oboro Shintō, acerca del arte de cómo calentarle los hu3v0$ a Kogarashi.

Inicia de forma casual con una charla en la que hablan sobre en dónde podría estar nuestro azorado protagonista, pues se entiende que estas no podrían estar ni un segundo sin él (no vaya a ser que desarrollen personalidad o una historia real).

Y sí, en efecto aquí al ser más personajes, el fanservice aumenta un 500%, las vemos probando ropitas y quitándoselas… así armando una situación con la que el gran remate será el final en el que Kogarashi las ve y tiene el mayor ataque de vergüenza ajena.

 

La propia OVA termina con la frase “Haré de cuenta que no vi nada”… ESE ES EL NIVEL DE CRINGE

 

En resumidas cuentas

Mi opinión tanto del ova como de la serie entera, es que es una obra con la que ni siquiera los lectores del “libro vaquero” quedarían satisfechos…

Entiendo que el punto de esta serie es hacer situaciones para que podamos ver despliegues de fanservice, pero de ser así pudieron esforzarse un poco más: ya sea creando una historia en la que el fanservice existiese pero en el que al final si dejaran algo: Ranma ½, Black lagoon, Tengen toppa gurren lagan…

O que fuesen demasiado absurdas que divirtiesen: Ikkitousen, Nozoki Ana… okey, no hay muchas de ese estilo.

Pero el punto es que el ecchi y la historia de Yuragi sou no ofrece NADA: Para intentar ser tan inmoral no es atrevida, toooodos sus personajes tienen el mismo tipo de cuerpo, todas sus historias ya se han visto miles de veces en otros animes.

Tal es el desinterés que la gente tuvo por esta cosa, que los scanlations (los grupos que escanean el manga de japón para luego traducirlo y subirlo a la web) ni siquiera le prestan atención más, dejando a la serie “dropeada” a su suerte y quizás ni la retomen.

¡Pero esperen! Que aun no termina esto: La siguiente serie de la shonen jump que recibirá su anime es Bokutachi wa Benkyō ga Dekinai, y si las ventas en blue ray en Japón de esta y de aquella serie reflejan buenas ventas, significa que seguiremos teniendo esta misma clase de series una y otra vez…

En fin, si aun con todo lo que dije están interesados por este anime, les recomiendo que lo vean en la jkanimeapp, una fabulosa aplicación de móvil para poder ver anime en full hd.

¡Sayonara!