Hace ya varios años tuve la oportunidad de comprar en PC un título indie japonés llamado Astebreed. Quizá es gracias a juegos de este tipo que mi interés por jugar indies despertó aún más, dejando de lado los AAA que suelen publicitarse y lanzarse a lo grande; es por eso que gracias a su próximo lanzamiento en Nintendo Switch no dudé en volver a revisitarlo y recomendarlo para quienes no han tenido la oportunidad de jugarlo, además de aprovechar las capacidades portátiles de la consola de Nintendo.

Japón es uno de los países donde más desarrollos indies podemos ver, de hecho su historia en el desarrollo de títulos independientes lleva muchos años a sus espaldas, y es aún más notorio que estos desarrollos se hacen de una forma más clandestina, como si se tratara de una banda de garaje practicando o dando conciertos en pequeños bares y universidades. Los indies japoneses normalmente no son muy conocidos, aunque otros han topado con demasiada suerte como lo fue Cave Story.

Gracias a empresas como PLAYSIM podemos poner nuestros ojos, y manos, en Astebreed, un shooter al mejor estilo old-school, de esos que veíamos en los arcades de nuestra época. Aunque a muchos quizá no les atraiga el género, la realidad es que el juego es muy fluído e incluye un buen manejo de cámara, la cual tiene tres puntos de vista según lo que esté ocurriendo en pantalla.

Astebreed, además de su gran aspecto gráfico, tiene una jugabilidad muy elaborada y mecánicas de juego increíbles, las cuales se combinan con una historia relativamente interesante para mantener al jugador pegado por un buen tiempo. Si bien su fuerte no es la historia, ya que es algo cliché eso de los jóvenes que son muy hábiles para manejar mechas mientras salvan a la humanidad, la realidad es que el juego es totalmente interesante y disfrutable de principio a fin.

El juego, al igual que su port para PlayStation 4, incluye el modo original que es tal como lo jugamos en PC o el Arrange Mode, el cual reajusta los controles para jugarlo en consola. El juego es sencillo, ya que al ser de estilo shoot ‘em up tendremos un disparo estándar, pero aquí añadimos una espada de energía que será de ayuda para distintas situaciones. El juego nos permite bloquear a un enemigo para centrarnos en atacarlo, por lo que será útil aprender a usarlo correctamente.

Como es normal, habrá un EX Attack, el cual nos permitirá hacer más daño. Lo importante aquí es aprender a usar la espada de energía, ya que nos ayudará incluso a detener los disparos de los enemigos (amarillo y morado). Los disparos rojos son los que más cuidado nos harán tener, ya que provocarán daño real a nuestro mecha. Los controles en Nintendo Switch han sido adaptados de forma muy similar que el port en PlayStation 4, por lo que el juego será muy sencillo de controlar y a los usuarios novatos en este tipo de juegos no les costará asimilarlos. Las diferencias con el modo original en realidad son mínimas, pero si queremos un nivel de reto mayor y un poco más complejo podemos elegir el primero.

La historia es narrada a modo de diálogo entre los protagonistas, la cual aparece en medio de la acción. Por otro lado hya momentos al mejor estilo de visual novel, donde veremos distintos artes del juego. Ya que el juego es muy a lo japonés, podremos sentir que estamos jugando un anime, especialmente por que el juego está únicamente en japonés y con subtítulos en inglés; es por esta razón que costará mantenerse apegado a la historia mientras la acción real está en pantalla. El juego incluye una sección de Extras donde podemos leer más de los personajes, el mundo y la historia, por lo que recomendaría pasar el juego una vez, leer los Extras y luego darle una segunda repasada. Hay mucha diversión en él, por lo que no hay problema en jugarlo un par de veces más.

Los gráficos en el juego son realmente atractivos, aunque los enemigos son simples en general. Quizá esto último se debe a la velocidad del juego, por lo que no podemos prestarles la atención que deben. Lo mismo sucede con los fondos, ya que están muy bien trabajados pero la velocidad del juego no permite que los apreciemos. Lo que sí se pasa de increíble en Astebreed son sus efectos, para ser un juego indie están realmente pulidos.

Respecto a la música, ésta fue producida por Samlie, quien combina distintos tonos de ambiente con sonidos futuristas, buena combinación en realida y más aún por la temática del juego.


Comentarios finales

En general, es un juego corto que incluye tan sólo seis capítulos y que podremos jugar incluso en cuestión de una hora, pero la realidad es que al ser un shoot ‘em up, la idea es rejugarlo hasta el cansancio, ya que nunca dejaremos de intentar vencer nuestras mejores puntuaciones.

El sistema de puntos incluso nos premia si obtenemos una buena partida, esto según lo que duremos sin recibir un disparo claro. Astebreed es un juego que cumple lo que promete, aunque es un juego indie japonés realmente desconocido debo recomendarlo sin miedo. Sus gráficos, la dificultad y la acción lo hacen un juego adictivo, incluso la historia se vuelve muy interesante, es como jugar un anime actual de mechas básicamente.

Review del juego realizado gracias a una copia facilitada por PLAYSIM.

Astebreed

$19.99
9

Historia

8.5/10

Jugabilidad

9.5/10

Gráficos

9.0/10

Duración

9.0/10

Sonido

9.0/10

Lo bueno

  • Gráficos increíbles
  • Excelente trabajo artístico
  • Buena dificultad y mucha ación
  • La banda sonora es muy buena
  • Es portátil en Nintendo Switch

Lo malo

  • Historia algo cliché
  • El juego es corto
  • Cuesta leer la historia entre tanta acción