El mundo de BLAZBLUE llega por fin a Nintendo Switch.

BLAZBLUE CENTRALFICTION llegó inicialmente hace dos años a PlayStation 4 y PC, y tras su éxito en ambas plataformas le tocó el turno a Nintendo Switch de recibirlo con un port de mucha calidad. Gracias a la portabilidad y potencia de la plataforma, BlazBlue es otro de los fighters que vale la pena tener en nuestra colección.

Este juego de la saga de BlazBlue es uno de los fighters más “complejos” que llegan a la plataforma, ya que no incluye la opción de auto-combos para los jugadores más casuales, especialmente por que cada uno de los personajes tienen muchos movimientos básicos y especiales que debemos combinar con los botones. BLAZBLUE CENTRALFICTION Special Edition tiene además uno de los mejores tutoriales para explicarnos cómo jugar, por lo que aprenderemos desde las técnicas más básicas hasta las más complejas. Si ya eres un jugador que ama los fighters no te será difícil entenderlo y hasta podrás perfeccionar tu técnica, pero si eres un jugador más casual si tendrás que ponerle esfuerzo al juego para luchar de forma correcta.

Un juego perfecto para Nintendo Switch

La jugabilidad es igual de rápida a la vista en BlazBlue Cross Tag Battle y Dragon Ball FighterZ, por lo que podrás notar de buenas a primeras que el rendimiento del juego es casi perfecto tanto en modo portátil como dock, ya que requirió de una muy buena optimización. Los personajes se juegan de formas muy variadas para el gusto de todos los jugadores, pero el estilo de BlazBlue siempre ha sido muy amigable para que los jugadores puedan conectar combos.

Central Fiction incluye varios modos de juego, desde el juego en línea hasta el modo para un jugador y el modo historia, el cual siempre me gusta probar primero. Por otro lado, tendremos un modo arcade con tres versiones distintas para cada uno de sus personajes, además de fragmentos de la historia y rutas alternas. En este caso recomiendo jugar todas las versiones del modo arcade, así no te perderás nada de la historia. Adicional a todo esto, tendremos un modo de puntuación con 12 escenarios distintos, un modo de velocidad y otro modo de estilo RPG para mejorar nuestros grimorios y hacer más interesante la jugabilidad.

Centrándome en el modo historia, tendrás hasta 15 horas de juego cargadas de texto, peleas y con actuación de voz completa (también en inglés, pero en japonés me encanta).

Mucho contenido incluído en el juego

BLAZBLUE CENTRALFICTION Special Edition no tiene ni un solo DLC, algo que se agradece. Su precio parecerá un poco alto pero ya incluye todo el contenido del juego y no tendremos que pasar por caja más adelante, así que te despreocuparás por invertir más dinero a futuro.

A nivel de gráficos y de audio, conserva la calidad de BlazBlue Cross Tag Battle y hasta su banda sonora es perfecta. El estilo pixel-art en esta saga siempre ha estado muy trabajada, por lo que hasta en la pequeña pantalla de Nintendo Switch podrás ver todo el escenario del juego y personajes.

Comentarios finales

Si buscas un fighter completo para tu Nintendo Switch, con BLAZBLUE CENTRALFICTION Special Edition tienes el más completo que se ha lanzado: gran cantidad de luchadores, modo historia, modo arcade con tres estilos distintos, tutorial, desafíos y hasta la librería del juego.

Además, si te gustan las novelas visuales con historias interesantes, BlazBlue siempre es una buena saga para sentarse a leer y jugar un rato. Personalmente, es de los juegos que siempre me hacen buscarlos de lanzamiento, ya que una vez que entras a la saga quieres conocer más y más de ella.

Review del juego realizado gracias a un código facilitado por PQube.

BLAZBLUE CENTRALFICTION Special Edition

$64.99
9

Historia

8.5/10

Jugabilidad

9.0/10

Gráficos

9.0/10

Duración

9.5/10

Sonido

9.0/10

Lo bueno

  • Mucho contenido incluído en el juego
  • Un fighter muy completo para Nintendo Switch
  • Gran variedad de personajes y modos de juego
  • Excelente banda sonora
  • Muy bien optimizado

Lo malo

  • Los servidores online siguen siendo un problema
  • La historia puede ser algo cliché, pero entretiene mucho