Nintendo Switch está siendo la nueva cuna de juegos indies y esto es algo de lo que me siento emocionado, ya que aunque soy consumidor de juegos first-party, algunos multiplataformas (principalmente JRPGs) y pocos títulos AAA, los indies son los juegos que más consumo en general debido a la originalidad y multiplicidad de temas que puedo ver. Entre ellos puedo destacar a Runbow de 13AM Games, un juego del que ya hablé aquí en la revista; esta vez, el estudio nos trae un nuevo juego de plataformas llamado Double Cross, llamando mi atención desde el inicio gracias a la experiencia para un jugador que ofrece.

Double Cross sigue la historia de Zahra Sinclair, quien trabaja para R.I.F.T. (Regulators of Interdimensional Frontiers and Technology), una especie de organización gubernamental que mantiene el orden en el multiverse. Los cuarteles de R.I.F.T. son atacados por el terrorista “Suspect X” y luego se revela que el ataque se planificó desde lo interno. Es así como Zahra se da la misión de descubrir la verdad y poner todo en orden nuevamente. La historia se nos narra con un tono lleno de humor y carisma, además de que muchas veces nos puede sorprender lo elaborada que puede ser la historia.

Eso sí, Zahra me parece que es el único personaje interesante como tal; ya que el resto de personajes solo son coloridos pero fácilmente podremos olvidarlos mientras jugamos.

El gameplay es, en general, muy similar a Mega Man X y con un sistema de combate bastante original. Los niveles por suerte no son lineales y nos exigen explorarlos, aunque no es algo difícil de hacer en realidad. Zahra tendrá distintas habilidades que nos ayudarán a pasar por los niveles; aunque el combate resulta una combinación algo extraña ya que tomaron algo de inspiración en Guacamelee!, pero no terminaron de aterrizar la idea del combate cuerpo a cuerpo con las opciones de disparos y combate a distancia. Aun así, el sistema de progresión me parece bueno y funciona, aunque pudo haberse trabajado de una mejor forma.

El diseño de niveles es lo mejor que tiene Double Cross, ya que cada uno de ellos introduce una nueva mecánica que hará más interesante nuestro tiempo de juego. Cada nivel tiene su dificultad muy marcada, poniendo especial énfasis en la curva de dificultad y en cómo progresa según avanzamos en la historia. En general, el patrón que sigue el juego es: tres niveles para enseñarnos mecánicas y uno final para ponerlas todas en juego y enfrentar a un jefe final.

El juego además es rejugable en su totalidad, ya que cada uno de los niveles incluyen los “Upgradium”, que son los fragmentos para que nuestro personaje progrese. De esa forma nos pondrán a buscarlos todos por los niveles ya que hay algunos muy bien ocultos o con trampas durante las etapas de plataformas.

Aunque la idea de este gran sistema de progresión es buena, la realidad es que las mecánicas de combate no funcionan del todo bien tal como mencionaba, volviéndose algo monótono conforme jugamos. El sistema de progresión es, en general, muy bueno, aunque pierde ese efecto de interés y emoción que debía generar.

Otro aspecto en el juego que no funciona tan bien es el sistema de investigación, con el cual recorreremos los niveles para descubrir objetos y documentos que nos lleven a identificar quién es “Suspect X” y con quién trabaja. Es así como también debemos interrogar a los otros personajes para saber en quiénes confiar. Lastimosamente, aunque es una buena idea, no quedó bien plasmada al final y se siente aburrida, en realidad me atrevo a decir que sobra. No hay muchos personajes por investigar para empezar, por lo que los casos se vuelven sencillos de resolver.

El aspecto gráfico del juego me gusta. Más bien me sorprende que no apostaran por el pixel art como se ha hecho en muchos de los juegos indies actuales de este género. Los personajes tienen un diseño muy interesante y, personalmente, bastante pulido. A esto debemos sumarle que las animaciones son básicas, pero funcionan bien, aunque los entornos no están tan llenos de vida como el resto del juego; en realidad, Double Cross tiene un estilo gráfico simple pero bastante funcional para el tipo de juego que es.

Respecto a la banda sonora, no es su punto más fuerte, aunque si se nota el trabajo realizado por el equipo. Los sonidos comprenden melodías de sci-fi con aires de los 80’s para acompañar la acción del juego, aunque no es la más memorable de la actualidad.

Respecto al rendimiento de Double Cross, no noté nada fuera de lo normal, aunque si algunos bugs típicos que han sido corregidos por medio de parches. Tanto en modo dock como portátil hay algunas caídas de frames pero no son para asustarse, y en modo portátil podemos jugarlo sin problema alguno respecto al rendimiento y aspecto gráfico.

Comentarios finales

Double Cross es, en general, un juego bastante disfrutable para cualquier amante de las plataformas. Aunque no es un juego perfecto y tiene sus problemas de fondo y forma, resulta ser un juego interesante con un diseño de niveles excepcional y una jugabilidad que no destaca, pero funciona bien.

Siento que la experiencia es buena, aunque se tuvo que mejorar los sistemas de combate para hacerlos más acordes al sistema de progresión, y meterle cierto nivel de reto al sistema de investigación. Si buscas un juego de plataformas similar a Mega Man o Shantae, aquí tienes una buena opción.

Review del juego realizado gracias a un código facilitado por 13AM Games.

Double Cross

$19.99
7.3

Historia

8.0/10

Jugabilidad

6.5/10

Gráficos

8.5/10

Duración

7.5/10

Sonido

6.0/10

Lo bueno

  • Excelente diseño de niveles
  • Personajes muy bien trabajados
  • El árbol de habilidades funciona bien
  • Curva de dificultad muy bien trabajada

Lo malo

  • Hay sistemas que simplemente no funcionan con la jugabilidad
  • Los personajes secundarios sobran
  • La banda sonora no es tan memorable
  • Uno que otro problema de rendimiento