Pet Sematary, una de las novelas más icónicas y conocidas de Stephen King, ha recibido una nueva adaptación, estrenada el día 4 de abril.

Sinopsis

La película inicia mostrando un incendio, y un camino lleno de sangre y barro. Pero, ¿cómo llegamos a este punto?

La familia Creed se muda a una casa en el campo debido al nuevo trabajo de Louis, un doctor que quiere pasar más tiempo con sus hijos y esposa.

En su nueva casa, Rachel y Ellie, la hija mayor del matrimonio Creed, ven unos niños haciendo una procesión vistiendo máscaras de animales y cargando un perro muerto en una carretilla.

Ellie no puede aguantar la curiosidad y sigue el camino que la lleva al Pet Sematary (con falta de ortografía incluida). Allí conoce a su vecino Jud, un amable anciano que posteriormente se hará gran amigo de la familia.

Más adelante Church, el gato de Ellie es atropellado por uno de los tantos camiones que pasan por el camino, y es cuando Jud habla a Louis de los poderes de la tierra que está más allá del cementerio de mascotas.

¿Y que tal la película?

A diferencia de su predecesora de 1989 y de la novela en la que se basa, esta adaptación presenta un cambio en el miembro de la familia que es atropellado, hecho que vimos en los trailers, por lo que, pese a empezar siendo una adaptación fiel al libro de King, debido a este cambio la historia sufre un giro inesperado (para quienes han leído la novela o visto la película vieja).

La película cuenta con grandes actuaciones, recalcando la de Jeté Laurence, quien a sus 11 años crea un personaje que logra atemorizar con su caracterización.

Punto aparte es el tiempo manejado para contar la historia, todo transcurre muy rápido en la primera mitad de la película, y no se ahonda mucho en la historia del cementerio, sin embargo, los productores concuerdan en que es algo que podría abarcarse en una precuela.

Por supuesto, la película cuenta con varios momentos de suspenso, especialmente al recrear la historia de Rachel y su trauma por la muerte de su hermana, que junto a Ellie, son las encargadas de aterrorizar al espectador.

Pet Sematary (screen grab) Credit: Paramount Pictures

Mención especial se merece el cover de la canción creada por el grupo The Ramones, el favorito de Stephen King, incluido en esta adaptación, apelando a la nostalgia de quienes vimos la versión de los 80.

Lo malo

Pese a que es Pet Sematary es una película que logra mantener la atención, no se trata de una adaptación memorable.

Muchos de los elementos de la obra de King se pierden, y la trama avanza tan rápido que no se puede llegar a conocer profundamente a los personajes y sus intenciones.

Por supuesto que al tratarse de una adaptación, no puede ser igual al libro, pero hay varios elementos que habrían servido para dar fuerza a la trama.

La película también deja algunos cabos sueltos en su afán por asustar y llamar la atención. Por ejemplo: ¿qué pasó realmente con la esposa de Jud? O ¿porqué Víctor asegura que la tierra está corrupta?

Sin embargo, Stephen King ha aprobado la película y dice que es una gran adaptación.