Como todos sabemos, el remake de Crash Bandicoot N. Sane Trilogy fue todo un éxito, especialmente por que es difícil que algún gamer se haya perdido esta trilogía de juegos durante los 90’s. Ahora, el turno era para Spyro the Dragon y debo admitir que estaba más emocionado de jugar nuevamente a esta trilogía que a la de Crash Bandicoot (lo siento Crash, Spyro era mi favorito en esa época), algo por lo que la espera se me hizo larga pero por fin pude poner mis manos en el juego.

Gracias a Toys for Bob, y al dinero de Activision, pudimos regresar a las aventuras originales del personaje en Spyro Reignited Trilogy, y es gracias a este juego que podemos recordar el por qué el personaje era todo un ícono en su época. De buenas a primeras, Spyro Reignited Trilogy parece ser el típico carrito hacia la nostalgia con sus juegos originales luciendo mejor, pero la realidad es que la alta definición y el estilo visual actualizado no son lo único que lo hacen bueno, ya que las animaciones de todo el juego han sido mejoradas hasta un punto óptimo. La música incluso ha sido remasterizada con nuevos arreglos, aunque podremos escuchar las melodías originales del compositor Stewart Copeland si así lo queremos.

Uno de los cambios más importantes en este remake está en los cambios al gameplay original, ya que su core respecto al de PlayStation One ha sido mejorado. Aunque las mecánicas parecen ser las mismas, notaremos que es más sencillo navegar en el mundo del juego; de hecho, me encanta el movimiento en pantalla del personaje y la forma en que se mueve o colisiona con los objetos. La cámara además ha sido remapeada y ahora funciona con el stick derecho, por lo que es mucho más moderno y sencillo para jugar; también debo rescatar que la forma en que el personaje gira es ahora más cerrado, por lo que es mucho más sencillo de maniobrar respecto a los juegos originales.

No se siente que el juego lleve 20 años a sus espaldas, de hecho se siente como un juego totalmente nuevo y esto hace que el juego sea una joya traída a nuestros tiempos. Sigue siendo increíble entrar al mundo del juego a explorar todos los tesoros y rescatar a los dragones atrapados, y en realidad el nuevo lavado de cara del juego lo hace sentir como un juego mucho más grande de lo que realmente es. Las secuelas del título original cambian un poco la interacción con los NPCs ya que podremos recibir misiones secundarias y jugar a minijuegos; no es tan relevante pero le da mucha rejugabilidad al título, además de ayudarnos a avanzar más fácilmente por la historia.

Si lo vemos bien, el juego que más cambios y tratamiento tuvo fue el primero, ya que cada nivel fue mejorado con detalles que hacen sentir más vivo al mundo, tanto a nivel de interacción como de texturas y gráficos.

Entremos de lleno a lo que es este remake. Spyro Reignited Trilogy no solo es un lavado de cara para el personaje, pero lo que más llama la atención es el aspecto gráfico del juego. Los personajes y enemigos han sido modernizados totalmente a pesar de conservar su esencia original y son fácilmente reconocibles. En 1998, los juegos de Spyro the Dragon destacaban por su diseño de niveles, algo que claramente se mantiene aún dos décadas después de eso. Sin embargo, debido a la poca potencia de las consolas de la época lo que veíamos era polígonos y los primeros pasos del modelado en 3D. Ahora, Spyro jamás ha lucido tan vivo, dándole un realismo y una vitalidad increíble; a nivel de animación, el juego es demasiado pulido, seas fan de los originales o no, te va a encantar ver el mundo moverse.

Como mencioné un poco más arriba, los controles ha sido mejorados y movernos por el escenario hace que la trilogía se sienta como si se tratara de juegos modernos totalmente. Ahora, los movimientos de Spyro han sido mejorados y bloqueados un poco, por lo que no es tan sencillo fallar en los saltos o en perseguir uno que otro enemigo. Ahora, es más sencillo familiarizarse con los controles, algo que en los 90’s no fue nada sencillo; eso sí, planear en el aire sigue siendo un movimiento complicado ya que debemos aprender a aprovecharlo correctamente. Lo más relevante de esta actualización en los controles ha sido el movimiento de la cámara, algo que en el original era todo un problema (bueno, en ese momento no importaba tanto, solo jugábamos y no nos preocupábamos por otra cosa).

Respecto a la banda sonora del juego, las notas originales del compositor Stewart Copeland han sido respetadas y reinterpretadas con orquesta; pero, lo mejor del juego, es que nos permite elegir en el menú de opciones si queremos jugar con las melodías originales o bien con los arreglos orquestales actuales. Personalmente, prefiero jugar con la nueva banda sonora ya que respetan las melodías originales pero le da mayor profundidad al juego. Por parte de la actuación de voz, Spyro sigue igual de juguetón y sarcástico como siempre, pero el resto de personajes también fue muy bien trabajado en este aspecto.

A pesar de ser un remake casi perfecto, el problema principal que apaga la llama de muchos es la descarga inicial del juego… Me parece difícil entender por qué compramos un disco físico y este nos pide descargar un parche o una cantidad enorme de datos. Ignoremos el hecho de que el juego se instala, pero no entiendo el por qué en Xbox One la descarga es de 45GB en total; al menos en Costa Rica este es un problema ya que las velocidades de conexión a internet (y su calidad) apestan en general. Si hiciste la compra en digital de todas formas tendrás que hacer la descarga, pero si compraste el disco físico esto no tiene ningún sentido ya que uno espera que el juego esté completo en el disco. Esto ya no ocurre y uno como usuario se siente confundido.

Por otro lado, los tiempos de carga le hacen honor al juego original: son largos y enormes, de hecho podemos hasta ir al baño o prepararnos un sandwich mientras el juego termina de cargar… Esto se ha corregido un poco con los parches lanzados, pero de todas formas siguen siendo pesados.

Dejando de lado lo malo, regresaré al sentimiento de volver a jugar los niveles de Spyro con su nuevo aspecto gráfico. Ya a nivel de jugabilidad, este remake incluye el mismo sentido de destrucción de los originales, ya que estar corriendo, rompiendo cosas y chocando contra todo sigue siendo divertido; incluso la mecánica de embestir las cosas nos da un balance en el control del personaje, ya que gracias a los nuevos controles es más sencillo utilizar a Spyro.

La dificultad del juego por su parte sigue siendo igual: algunos niveles son realmente sencillos, mientras que otros son prácticamente imposibles. Generalmente, los enemigos se vencen al lanzarles fuego o embistiéndolos, en los niveles de vuelo requerimos mucha precisión y velocidad, pero los jefes siguen siendo frustrantes como antes.

Sigo emocionado por ver uno de mis juegos favoritos de los 90’s con un rediseño actual, especialmente por que el juego sigue siendo simple a nivel de jugabilidad, pero Spyro the Dragon siempre ha sido un juego muy completo para disfrutar. Ya que antes había poco acceso a los juegos, algo que muchos recordarán de los juegos de Spyro es el coleccionar objetos y la velocidad para ganarlo, por lo que aquellos usuarios que gustan de coleccionar logros o platinos tendrán mucho por hacer acá, además de que si eres speedrunner buscarás la forma de vencer tus marcas personales. Coleccionar los huevos siempre fue algo repetitivo, aunque no por eso durante las épocas de antaño pensábamos que el juego era aburrido; simplemente no teníamos mucho acceso a los juegos y disfrutábamos de los pocos que llegaban a nuestras manos.

Spyro: Reignited Trilogy es nostalgia pura y dura, gracias a su rediseño y mejora en los controles podremos sentir una experiencia aún mejor que la vivida en los juegos originales, pero lo que si creo posible es que muchos jugadores actuales van a llegar a encariñarse con el personaje. En general, amé los nuevos controles y el juego me tiene enganchado, jamás creí vivir en esta época donde uno de mis personajes favoritos regresara de esta forma.


Comentarios finales

Spyro Reignited Trilogy es una colección increíble, creo que aún más completa que Crash Bandicoot N. Sane Trilogy, especialmente por que la mejora no fue a nivel de gráficos únicamente, sino que las animaciones, cámara y controles han sido actualizadas para hacer de los tres juegos aún más amigables para los jugadores.

Por favor, a futuro cuando se lancen juegos tan importantes como este solo le pido a los publishers que eviten las descargas enormes y nos den un contenido completo en disco. Respecto a lo de los tiempos de carga, no me molestan tanto a nivel personal, pero se agradecería que fueran más optimizados.

Review del juego gracias a un código facilitado por Activision.

Spyro Reignited Trilogy

$39.99
9.6

Historia

9.5/10

Jugabilidad

9.5/10

Gráficos

10.0/10

Duración

9.0/10

Sonido

10.0/10

Lo bueno

  • Mejoras gráficas impresionantes, además de controles actualizados
  • Animaciones trabajadas desde cero que le dan vitalidad al mundo de Spyro
  • Un juego simple para todos los gustos
  • Mucho por hacer dentro de los tres juegos, por lo que tendrás horas de horas de diversión
  • Banda sonora orquestada, pero con opción de jugar con la original

Lo malo

  • Descarga enorme antes de poder jugarlo
  • Tiempos de carga muy largos