The King’s Bird se une a la lista de Nindies de Nintendo Switch.

Hace ya un buen rato que hablé de The King’s Bird, un juego que toma de inspiración muchos de los elementos que hicieron grandes a los juegos de plataforma, brindándonos una experiencia bastante completa. En esta ocasión el juego nos ha llegado al catálogo de Nindies de Nintendo Switch y queremos aprovechar para jugarlo nuevamente.

The King’s Bird sigue resaltando por su gran apartado artístico, lleno de colores, vivos y fuertes, además de un diseño estilizado y con siluetas. Tal como ya había mencionado anteriormente, las melodías del juego y sus zonas nos hacen también estar atrapados en su mundo.

¿Qué experiencia nos da The King’s Bird?

Por si nunca lo jugaste, se trata de un plataformero que nos reta a usar nuestra precisión. Tomaremos el rol de una chica que busca librarse de los muros que la rodean. Ella se ha rebelado ante las demandas de su rey, por lo que comienza a desarrollar sus propias habilidades para explorar y escapar de donde se encuenta. Además, hay un secreto por descubrir que nos liga directamente al futuro de ese mundo, por lo que seremos héroes de nuestra propia historia.

La idea del juego es realmente simple y me gusta como funciona. No es un juego perfecto, pero respeta totalmente las mecánicas de los juegos de este género. Es bastante fluído y cuenta con una jugabilidad sencilla de entender. Lo mejor en realidad son sus entornos, ya que además de estar muy bien diseñados nos exige precisión a la hora de los movimientos.

Lo visual impacta nuevamente, aunque no mejoró desde su lanzamiento en Steam

El juego no posee voces ni texto, todo se comunica por medio de música y animación, a modo de un cuento de fantasía interactivo.

La jugabilidad sigue sin estar pulida desde que lo jugué en Steam, por lo que te será normal darte cuenta de que te perdiste y tener que recurrir al checkpoint anterior para seguir jugando. La curva de dificultad sigue estando desbalanceada, pero ya después de jugarlo por segunda vez dejas de sentirlo. Las acciones siguen estando muy limitadas pero conforme más juegas desarrollas memoria muscular que te será de utilidad en algunos obstáculos.

Debes saber que no existe una armonía entre la jugabilidad y dificultad durante tus primeros momentos con el juego. Hay áreas tan sencillas que se puede volver aburrido, así como otras que son prácticamente imposibles pasarlas la primera vez. La dificultad sigue sin ser constante en el juego.

A pesar de sus problemas, sigo enamorado del estilo visual y banda sonora de The King’s Bird. Es lo más impresionante que tiene el juego.

Comentarios finales

The King’s Bird sigue siendo un muy buen juego para pasar el rato. Sus controles son algo complicados y la curva de dificultad está muy desbalanceada, pero aún así es totalmente recomendable gracias a su apartado visual y si increíble banda sonora.

Review del juego realizado gracias a un código facilitado por Serenity Forge y Graffiti Games.

The King’s Bird

$19.99
8

Historia

5.0/10

Jugabilidad

8.0/10

Gráficos

10.0/10

Duración

7.0/10

Sonido

10.0/10

Lo bueno

  • El arte y su banda sonora siguen siendo impresionantes
  • Es un juego fluido y con animaciones de mucha calidad
  • Buena narrativa
  • La portabilidad que nos da Nintendo Switch

Lo malo

  • Problemas en los controles y balance de los niveles