Rockstar rompió el silencio y desde su página hablaron al respecto del soporte relacionado a los mods para un jugador en GTA V. Recientemente, Take-Two decidió reportar a los modders que trabajaban en distintos proyectos para su juego. Ahora, la compañía comentó:

«Generalmente no tomamos acción legal conta proyectos de terceros que involucren los juegos de Rockstar en PC, siempre que los mods sean para el modo de un jugador, para uso no comercial y no infrinjan los derechos de propiedad intelectual de terceros».

Take-Two buscará los mods que estén en violación de estas condiciones, especialmente a los diseñados para los «servicios multijugador o en línea». Sobre el cierre de OpenIV, Take-Two trabaja en cerrar «mods maliciosos que permiten el acoso de jugadores e interfieren con la experiencia de todos en GTA Online»; según comentaron a IGN.

Según se excusan, Take-Two ha decidido permitir mods de un jugador y no llevará a lo legal a la mayoría de los creadores o sitios que tengan dichas herramientas.