Masahiro Sakurai, creador de Kirby, explicó a Game Watch las dificultades que tuvo para programar Kirby’s Dream Land para Game Boy, un proceso donde no tuvo teclado.

En conversaciones con el medio, Sakurai afirmó que en HAL Laboratory usaban una Twin Famicom como kit de desarrollo, una versión de la NES japonesa con entrada para los cartuchos de la consola y para los discos del Famicom Disk System. La programación se realizaba sin teclado, usando un trackball para introducir los valores y caracteres por medio de un teclado en pantalla. Sakurai hizo este trabajo a sus 20 años, donde pensó que esta “era la manera en la que se hacía” la programación de videojuegos.

De hecho, reconoce que gracias a este proceso se mejoró “la carga de datos” de Kirby’s Dream Land, lo que hizo que el juego funcionara más fluido. También comentó sobre cómo debió programar el movimiento de los enemigos en lenguaje hexadecimal, del cual solo tenía 512kb de espacio para meter Kirby’s Dream Land y tuvo que crear un prototipo del Kirby Super Star de Super Nintendo para la Famicom.