La segunda temporada nos trae una búsqueda para volver a la vida y la tercera temporada ha finalizado sus grabaciones

Santa Clarita Diet, la serie que mezcla la comedia con el terror, nos relata la vida de los agentes inmobiliarios Sheila (Drew Barrymore) y Joel Hammond (Timothy Olyphant), con una vida bastante normal hasta que un día nuestra protagonista sufre lo que parece ser un ataque de vómito y despierta con un órgano expulsado de su cuerpo, convirtiéndose en un tipo de “muerto viviente”.

Para la segunda temporada se enfocarán en la búsqueda de la cura del virus que afecta a Sheyla. Esta misión es encomendada a Eric Bemis (Keyler Gisondo) quién tendrá que buscar bilis serbia para ello. Ya sabemos que nuestro personaje es algo nervioso y muy poco arriesgado.

Por otro lado, los Hammond tendrán que enfrentar diversas situaciones, desde evitar cometer más asesinatos, hasta negociar y consentir a una cabeza viva que está en el sótano.

No piensen que nos olvidamos de Abby Hammond (Liv Hewson). Esta chica esta cada vez más loca y arriesgada, ya que en esta temporada será protectora de los débiles y la mente pensante de los planes de sus padres.

Sin duda, esta temporada es mucho más entretenida que su predecesora, ya que nuestros agentes inmobiliarios están más cerca de ser descubiertos por Anne García (Natalie Morales), quien sospecha cada día más, de que hay una situación extraña con sus vecinos.

Drew Barrymore ha subido esta imagen a sus redes sociales informando de la conclusión de las grabaciones para su tercera temporada.

La serie se estará estrenando el 8 de mayo del 2019 por Netflix.

¿Quienes la esperan?