Un buen rumor ha salido de que David Benioff y D.B. Weiss, creadores de Game of Thrones, estarían desarrollando la próxima trilogía de Star Wars para que esta se centre en la Antigua República, según Star Wars News Net.

Si bien solo hay rumores en este momento, las películas que tienen lugar durante una época turbulenta que llevaría al público a un viaje de lugares que no han visto con personajes con los que no están familiarizados. ¿Qué quiero decir con esto?

La Antigua República es una parte importante de la historia, que sentó las bases para futuros eventos relacionados con las batallas entre los Jedi y los Sith. Para aclarar la Antigua República fue un gobierno galáctico que existió mucho antes de las Guerras Clónicas.

Coruscant, un planeta con el que todos nos hemos familiarizado gracias a las precuelas de Star Wars, fue la capital. Un grupo Jedi abandonó la Orden Jedi para practicar el lado oscuro de la Fuerza. Esta ruptura en los Jedi comenzó la Oscuridad de los Cien Años y por lo tanto el nacimiento de los Sith.

Los Sith construyeron un santuario que luego fue reemplazado por un templo Jedi en su primera derrota. Sin embargo, la derrota no duró mucho ya que los Sith exiliados se establecieron en el planeta Moraband. Los Sith regresaron, a medida que la batalla continuaba contra los Jedi esto llevo a que cayera la Antigua República.

Durante este tiempo, la Batalla de Coruscant permitió a los Sith tomar la capital hasta que los Jedi la reclamaron durante la Liberación de Coruscant. Al final con la caída de la Antigua República, nació la República Galáctica. Como sabemos, los Sith no están completamente destruidos como se ve en los eventos que ocurren en Star Wars Episodio I: La amenaza fantasma.

Si bien esta información se ha condensado, porque la Antigua República abarca decenas de miles de años, es interesante pensar en la profundidad de la historia de Star Wars. La Antigua República no se ha centrado en ninguna de las películas de precuela en profundidad, ya que la historia se centra en cómo Anakin Skywalker se convirtió en Darth Vader. Las películas posteriores convirtieron a Darth Vader en el villano que conocemos hoy en día y las películas actuales continúan esta antigua lucha entre el bien y el mal.