Variety informa que los resultados de taquilla y crítica de Justice League, a pesar de ser razonablemente buenos, están por debajo de lo esperado por los directivos de Warner Bros., quienes ahora se plantean una reestructuración de DC Entertainment.

El informe nos indica que Jon Berg dejará su trabajo actual como jefe de producción cinematográfica de cómics y, aunque él no dejará el estudio, no se verá su nombre en muchas más adaptaciones de películas. Según declara el presidente de Warner Bros. Picture Group, Toby Emmerich, es bastante cordial, pero eso no cambia el hecho de que actualmente está buscando el reemplazo de Berg. No será un despido, pero es un reconocimiento de que algo no funciona. Desde Warner quieren que se nombre a una nueva persona para que se encargue de las películas de DC Comics, y se esperaría que Geoff Johns, que se ha asociado con Berg en gran parte de la dirección creativa de las películas, continuará trabajando como director creativo de DC Entertainment. Johns, quien depende de la presidenta de DC, Diane Nelson, trabaja en áreas como la TV, publicaciones y productos de consumo, además de sus contribuciones a las películas.

Ya van tres semanas de su estreno, y Justice League se mantiene en 570,3 millones de dólares de recaudación en todo el mundo y sigue cayendo semana tras semana. Este es un panorama desalentador para el DCUE.