Microsoft publicó sus resultados financieros del cuatrimestre fiscal que acabó el pasado 31 de diciembre de 2016 donde se detallan cómo han ido las ventas de Xbox One y su software.

Según se lee, aunque el Xbox One S fue una revolución, respecto a 2015 los ingresos por hardware disminuyeron un 22%, pero por otro lado los ingresos por software aumentaron un 18% respecto al 2015 gracias a todas las transacciones de Xbox Live.

xbox-one_290247

Además, el servicio Xbox Live ha alcanzado más de 55 millones de usuarios activos durante el cuatrimestre analizado. La división de juegos de Microsoft reportó únicamente un 3% menos de ingresos.