NieR: Automata es sin duda uno de los juegos más importantes de 2017, influyendo incluso en la vida de Yoko Taro, encargado de este gran título. Tras su lanzamiento, Taro ha aparecido en público usando una máscara, algo de lo que hasta hoy conocemos el por qué.

Gracias a una entrevista para Kotaku, Yoko Taro, director de NieR: Automata, expuso su lado personal y explicó la razón por la que aparece con una máscara en eventos públicos:

“La explicación es que cuando encuentras que la personas que crea alguna novela pornográfica es alguien de edad avanzada, puedes perder la emoción. Pienso que es lo mismo respecto a la creación de videojuegos, pues algunas personas podrían decepcionarse y perder su expectativa en torno a un juego si conocen a la persona que está detrás de su desarrollo, así que trato de evitar esa decepción tanto como sea posible. Si fuera guapo como Takahisa Taura [diseñador de PlatinumGames] estaría en todos lados con el rostro descubierto y saldría con muchas mujeres, tal como él lo hace”.

Siguiendo con la entrevista, Taro expuso el sentido emocional que está presente en el desarrollo de videojuegos y cómo su forma de ser no ha cambiado tras probar el éxito:

“Mi autoestima es baja. Generalmente me veo como alguien viejo, gordo, calvo, que bebe mucho y no tiene pareja. Pero el año pasado, mi número de seguidores en Twitter superó los 100.000 y el juego que dirigí superó 2.5 millones de unidades vendidas, así que cuando veo esos número pienso que puedo ser considerado como alguien que triunfó en la vida. Sin embargo, todavía me veo como alguien que no tiene éxito y cuando pienso en eso considero que he fracasado en algún sentido”.

Finalmente, explicó el impacto que ese modo de pensar ha tenido en los juegos que ha dirigido:

“Ser director de un juego es un trabajo que requiere mucha energía y muchos grandes directores viven vidas poderosas, pues tienen confianza en lo que hacen y persiguen lo que quieren hacer. Sin embargo, no pienso que alguno de mis escenarios al respecto sea positivo. Todavía pienso de esa manera y considero que esa negatividad es buena para mí, porque constantemente cambio las cosas porque pienso que no son lo suficientemente buenas. Creo que me ayuda en todo el proceso y que ese poder oscuro es algo necesario para mí y es algo que otros directores no tienen”.

Fuente: Kotaku